TIENES QUE SER MÁS CREATIVO(A)!! ...
...EL CEREBRO INNOVADOR

Rubén Vega. Socio Director

Pura Estrategia.

Ingeniero Industrial. MBA Mercadeo.

Gestor de Innovación, Advanced Trainer de WakeUpBrain®, Scrum Master,

Toyota Kata Coach,  

IC AGILE Professional en HR Agility,

CEREBRO INNOVA.jpg

Quiero aprovechar que el pasado 21 de abril se celebró el día Mundial de la Creatividad y la Innovación- fecha que las Naciones Unidas han designado para celebrar el nacimiento del maestro Leonardo Da Vinci- para compartir algunos, modelos, conceptos, experiencias y aprendizajes sobre una de las maravillas del universo y del ser humano: el cerebro innovador.

 

Enmarco este artículo en dos modelos que conozco, y que vengo practicando durante los últimos años, y algo nuevo que he descubierto (porque en la novedad está la innovación) para tener algunas ideas de cómo se produce la creatividad e innovación. Creatividad e Innovación es un binomio que no podemos separar, por eso hablar de innovación es hablar de creatividad y viceversa.

 

Así que ahí va…esperemos les sirva de reflexión, aprendizaje y crecimiento.

 

  1. Modelo de Estilos de Pensamiento de Benziger

 

Empiezo con el Modelo de Benziger porque lo considero una gran herramienta de autoconocimiento y crecimiento personal, y además, como licenciatario de Benziger, he aplicado y valido decenas de pruebas con personas de todas las edades -a partir de los 15 años- , y con ello, he sido testigo de su confiabilidad y de la manera como ayuda a las personas a entender su forma de pensar, actuar y la manera de cómo se comunica. También es gran aliado para entender el cerebro innovador.

 

El modelo de Benziger tiene su nacimiento en las investigaciones del doctor Jung, médico psiquiatra y psicólogo fundador de la escuela de psicología analítica. En el año 1923 Jung publica la obra TIPOS PSICOLÓGICOS donde inicia con su exposición de las 4 regiones especializadas de la corteza cerebral y de la existencia de una predominancia natural.

 

Luego la Neurocientífica Katherine Benziger toma el estudio de Jung y junto con sus observaciones de cómo razonamos y procesamos información,  crea el Modelo Benziger.

 

Según el modelo de Benziger, el cerebro humano tiene 4 cuadrantes, todos importantes, pero con la dominancia de un cuadrante, esto es, que toda persona tiene uno de esos cuadrantes en forma dominante, dos cuadrantes conocidos como auxiliares, y un cuadrante que podemos llamar el menos “preferido” (el modelo indica que el cuadrante ”menos preferido” es el diagonal al preferido).

Detectar cuál es el tipo de pensamiento dominante sirve para que la persona entienda en cuales actividades puede fluir, trabajar o gozar con gran facilidad y donde el cerebro es naturalmente más eficiente. Es descubrir fortalezas y en aquellas labores o actividades que les podría costar más de forma natural.

 

 

Estos cuadrantes Benziger son los siguientes:

 

FRONTAL IZQUIERDO: A este cuadrante se le llama “Metas y Dirección”. Las personas con dominio de este cuadrante son lógicas y matemáticas , y se destacan por el análisis crítico, resolución de problemas de diagnóstico, establecer prioridades y tener metas bien definidas y la capacidad de establecer estrategias más eficientes.

 

POSTERIOR IZQUIERDO: A este cuadrante se le llama “Monitoreo y Control”. Las personas con dominio de este cuadrante son más ordenadas, cumplidoras y confiables. Les gusta tener procedimiento establecidos y se distinguen por la habilidad de repetir una acción de manera consistente y precisa a lo largo del tiempo. Son trabajadores, pacientes y muy productivos, maestros en prestar atención a los detalles.

 

FRONTAL DERECHO: A este cuadrante se le llama “Creatividad e Imaginación”. Las personas con dominio de este cuadrante son más visuales y espaciales y menos verbales. Piensan de manera metafórica y abstracta. La novedad y las imágenes visuales les llaman mucho la atención y se enfocan en las posibilidades futuras.

POSTERIOR DERECHO: A este cuadrante se le llama “Buena Voluntad”. Las personas con dominio de este cuadrante son espirituales y se basan en los sentimientos. Perciben mucho mejor las sutilezas, las emociones y las señales no verbales de los demás. La armonía es muy importante para ellas y son líderes naturales de las relaciones pacíficas.

 

Esto es a grandes rasgos el Modelo de Benziger y que nos dice sobre las características de las personas según su modo de pensamiento preferido.

 

Por acá empezamos a ver el concepto de creatividad/innovación relacionado con el cerebro, y como se presenta una facilidad , NO EXCLUSIVIDAD,  en las personas con un modo de pensamiento natural en su FRONTAL DERECHO para relacionarse o trabajar con la creatividad y la innovación .

 

 

¡ Cuidado con lo absoluto !

Jung descubrió esas cuatro zonas del cerebro pero indicó que todas son importantes. Cuando yo realizo las validaciones de las pruebas de Benziger, eso les digo a las personas:

-Todos los modos son importantes, pero en el que usted fluye, donde su cerebro gasta menos energía, es cuando hace tareas relacionadas con el cuadrante A, B, C o D.

- Usted presenta hoy las fortalezas en el cuadrante A.

- Sus cuadrantes auxiliares con B y C.

- Y en el cuadrante que le puede ser más difícil desempeñarse, es el cuadrante D.

Así empieza el autoconocimiento.

 

Por esto no podemos decir que sólo las personas Frontales Derechas son las creativas e innovadoras… Pero por experiencia con el Modelo de Benziger, estas personas tienen una mayor facilidad – Les cuesta menos - para desarrollar los procesos de creatividad e innovación.

 

Tenemos que ir anidando conceptos, por eso la segunda referencia para empezar a entender el cerebro innovador es esta obra literaria que tuve el buen ojo de adquirir

 

2. Creatividad: El cerebro humano en la era de la innovación

 

Este es un libro escrito por el doctor ruso Elkhonon Goldberg, neuropsicólogo de la Escuela de Medicina de La Universidad de Nueva York, y lo que busca con esta obra, dentro de otras cosas, es presentar ideas e hipótesis para empezar a comprender la creatividad e innovación mediante la convergencia de las perspectivas biológica y cultural.

Dentro de esta obra, el doctor Goldberg indica que el proceso creativo es complejo en nuestro cerebro y hay varias redes neurales que se activan para que seamos creativos y logremos innovaciones.  

Según el autor:

Para entender la creatividad y sus bases neurales, se deben entender algunos sus componentes o engranajes – cada uno con sus propias redes neurales- que la forman:

 

Relevancia: Un proceso creativo que lleva a la innovación debe abordar algo de considerable importancia o pertinencia, no algo frívolo, intrascendente o marginal. Es la capacidad de plantear problemas centrales y formular  preguntas de consecuencia.

 

Novedad: El interés y la capacidad para hallas soluciones a problemas no plnateados hasta entonces. La atracción hacia la novedad es un prerrequisito central de la creatividad. También lo es la disconformidad intelectual o capacidad para distanciarse de las teorías y conceptos científicos o formas artísticas establecidas.

 

Capacidad para relacionar conocimiento antiguo con problemas nuevos: Esto es lo opuesto a lo anterior. Es la capacidad para reconocer patrones familiares en problemas aparentemente nuevos y únicos. Muchos de los conceptos científicos más innovadores, son conceptos anteriores, pero evolucionados y modificados.

 

Generatividad y flexibilidad mental: La habilidad para generar enfoques múltiples y diversos para abordar un problema es esencial para el proceso creativo. Por lo general es necesario atacar el problema desde múltiples y distintos ángulos.

 

Empuje y obstinación: - Puede ser lo opuesto a lo anterior- .  Es la capacidad de desplegar un esfuerzo constante hacia la resolución de un problema.  La entrega al tema escogido, la resiliencia ante el fracaso, son requisitos en los caminos creativos de más éxito.  

 

Divagación mental: Es la misteriosa capacidad para seguir las ideas allí donde nos lleven de forma productiva, y en apariencia, sin esfuerzo. Hay ejemplos que aluden a que grandes soluciones a problemas aparecen después de períodos de alto esfuerzo mental seguidos por períodos de divagación mental.

 

Concentración mental: Es lo contrario a la divagación mental. Es la capacidad para perseguir de forma sistemáticas un hilo de pensamiento. Este aspecto es indispensable en cualquier descubrimiento científico y actúa de forma sinérgica con la divagación mental.

 

Actitud iconoclasta: (rechazo a la autoridad de maestros, normas y modelos). Es evidente. Para adelantarse a la sociedad, la persona creativa debe moverse por su insatisfacción al status quo intelectual científico o artístico.

 

Consonancia con los principales temas culturales y sociales: Es la cualidad opuesta a la anterior y puede causar extrañeza, pues una persona creativa puede ir por delante de la sociedad. Sin embargo, para que su obra sobreviva, la sociedad debe reconocer su importancia, pues de lo contrario desaparecerá de la historia y la cultura.

 

Habilidades sociales: Algunos individuos extremadamente creativos han pasado a la historia como personas socialmente afables y adaptables, otras por lo contrario. En ciertas ocasiones, estos atributos sociales pueden llegar incluso a marcar la diferencia ente la inmortalidad y el olvido.

 

Un medio cultural favorable: Históricamente ciertas sociedades y épocas fueron más ricas en descubrimientos e innovación que otras.

 

Que más nos dice el doctor Goldberg sobre el cerebro y la creatividad:

  • Buscar una única clave del proceso creativo seguramente es una empresa vana, y que la vía hacia la creatividad puede adoptar muchas formas, del mismo modo que el individuo creativo puede responder a numerosos perfiles distintos.

  • Dada la multiplicidad de los ingredientes del proceso creativos indicados anteriormente, sus múltiples formas y contradicciones , es poco razonable o realista esperar que exista en el cerebro un único y mágico centro de creatividad.

  • Lo que ocurre es que el proceso creativo depende de múltiples regiones y estructuras cerebrales que actúan de forma concertada, en ocasiones contradictoriamente, y de una forma altamente interconectada. “

 

 Entonces, ¿cómo vinculamos la creatividad al Hemisferio Derecho del cerebro según el Modelo de Benziger?  Para Goldberg,  esto es por la forma en que el cerebro procesa la novedad:

 

  • Existe un vínculo muy directo entre la habilidad para enfrentarse a situaciones novedosas y el hemisferio derecho, y es precisamente a través de esta afinidad por la novedad como este hemisferio participa en el proceso creativo. Esto, sin embargo, no es lo mismo que decir que la creatividad reside en el hemisferio derecho.

  • La diferencia fundamental entre las funciones de los dos hemisferios se basa en la distinción entre la novedad y la familiaridad cognitiva: El hemisferio izquierdo destaca en el procesamiento de la información mediante la aplicación de patrones y estrategias bien formados. El hemisferio derecho, en cambio, entra en juego cuando el organismo topa con una situación realmente nueva a la que no puede aplicar con éxito ninguno de los patrones, estrategias o soluciones a medida que hubiera formado con anterioridad.

 

 

Muy bien con estos conceptos Neurocientíficos para entender al cerebro innovador,  pero como ponemos al cerebro a “Jugar” en el campo de la creatividad e Innovación para que practique y se haga un maestro. Aquí viene el juego: El modelo MACROS.

3. El modelo MACROS para la innovación

 

Desarrollado en Colombia por el Centro de Innovación hace más de 10 años. MACROS es un modelo para crear innovaciones y forma parte de WakeUPBrain.

 

WakeUpBrain son varias cosas:

  1. Un modelo de cómo funciona el pensamiento creativo

  2. Un conjunto de herramientas para acelerar la creatividad

  3. Una metodología de innovación: MACROS

  4. Un juego.

 

El objetivo de Macros es acelerar los procesos de creatividad e innovación mediante varios pasos y juegos en cada uno de esos pasos. Tiene como inspiración Design Thinking y los sombreros de Bono entre otros.

 

El nombre MACROS proviene de las siguientes acciones del proceso de innovación: 

M: Marco- En qué debemos innovar

A: Ampliación- Qué sabemos sobre el problema

C: Concretar – Insigths para resolver el problema

R: Reinventar – Momento de la ideación

O: Optimizar – Mejorar, maximizar y priorizar las ideas

S:  Show- Mostrar

 

Esta metodología es una gran ayuda para la innovación. Tiene su estructura (cerebro izquierdo), e involucra juegos y mucha inspiración y metáforas (cerebro derecho) por medio de diferentes tarjetas que llevan a los equipos a pensar diferente y por lo general a los participantes de los talleres les encanta su utilización.

 

CONCLUSIONES

Que conclusiones podríamos tener de estas tres herramientas para entender y poner a jugar nuestro cerebro innovador:

 

  1. Todas las personas podemos innovar. Siempre considero que el ser humano gracias a la imaginación, puede crear situaciones futuras, y de ahí ser creativo e innovador. Algunas personas tienen mayor facilidad con la novedad, eso es cierto.

  2. Para innovar en las organizaciones necesitamos cerebro completo, esto es, personas con todas las fortalezas en los modos de pensamiento. Ya eso del genio individual, no aplica, estamos en la era de la inteligencia colectiva.

  3. Necesitamos herramientas prácticas que trabajen con el cerebro ambidiestro, derecho e izquierdo, para facilitar y agilizar los procesos innovadores.

  4. La creatividad y la innovación no se producen por actos aislados de chispas o iluminaciones, el cerebro es complejo y en él interactúan diferentes redes para lograr la creatividad e innovación. No es de la noche a la mañana que una persona mejora su creatividad e innovación.

  5. El cerebro innovador está siendo sujeto de estudios constantemente y todavía falta mucho por descubrir, por lo que tenemos que estar al tanto de esas investigaciones, con el fin de aprovechar ese regalo llamado CEREBRO.

 

Espero que este artículo ayude a reflexionar que cuando pedimos que una persona sea más creativa e innovadora, estamos ante un requerimiento muy posiblemente más complejo del que pensamos. No es sencillo y tenemos que dar espacio a que el cerebro innovador logre “trabajar” adecuadamente.

 

Consejo: Conocer a la persona, y que ella se conozca y entienda… y luego dar espacio a los procesos mentales que la llevarán a ser “más creativa e innovadora¨