Mi Historia: Cómo la agilidad me encontró


Debo reconocer que yo no encontré la agilidad, sino que ella (afortunadamente) ¡me encontró a mi!...y hoy quiero contarles cómo sucedió porque quiero que de la misma forma que me impactó a mí, llegue a más personas.

Al igual que muchos colegas del área de Talento, empecé a escuchar de la agilidad hace años, sin embargo, no pensaba que tuviera que ver con Talento Humano, es más debo reconocer que no tenía claridad de que era (un curso, una metodología, ¿una moda?), lo que sí pensaba era que definitivamente no era algo propio del área de Talento. En mi confusión –por no decir ignorancia- pensaba que era para áreas de operaciones o manejo de proyectos y que si bien el algún momento era bueno conocer de esto, la verdad no creía que tuviera aplicación en mi área de trabajo en Talento Humano o coaching.

Y entonces, nunca olvidaré el día que un cliente –una multinacional muy reconocida- y con quien tenía varios años trabajando, me llamó y me dijo: Silvia necesitamos hacer un taller sobre agilidad (en ese momento pensé… pero si yo trabajo en Talento Humano ¿por qué yo un taller de agilidad?…) y necesitamos trabajar con un equipo de líderes en su mindset, su forma de priorizar y poder llegar al mercado más rápido porque estamos durando mucho y nos está afectando.

En ese momento, “se me cruzaron los cables” como se dice y por fortuna había suficiente tiempo para planear e investigar. Así fue como conforme me di a la tarea de estudiar y profundizar se me abrió un mundo que desconocía y entendí de algo fundamental:

¨La agilidad pone en el centro a las personas¨.


Está basada en valores y principios, como la colaboración, el empoderamiento, la experimentación y la autogestión entre otros.

La agilidad no es aplicar metodologías, es una forma de pensar y actuar.




En ese momento, yo pensé: ¡pero si esto tiene todo que ver con Talento Humano! Y con los líderes, con la cultura organizacional y con el mindset y paradigmas que hay que cambiar para adaptarnos a este mundo cambiante que vivimos.

A partir de ahí, me sumergí en la agilidad y llegué a otro punto de inflexión en mi carrera: La Agilidad para Talento Humano. Descubrí que habían prácticas, experiencias y empresas que estaban evolucionando pasando de tradicionales a ágiles y poniendo en práctica los principios y los valores rediseñando los procesos de Talento Humano para poner a las personas en el centro.

Me di cuenta que el Agile Coach tienen una labor fundamental y siendo yo coach, al inicio no entendía la diferencia hasta que me formé en este tema y pude ver como son figuras que se pueden complementar, con semejanzas y diferencias.


Agilidad es pensar diferente, es romper esquemas, es soltar formas de trabajo tradicionales, pero, sobre todo, es ser flexible, adaptable y trabajar en colaboración.

Me formé y me certifiqué como Trainer de Agile People para enfocarme en la agilidad para Talento Humano y cada vez que imparto una certificación y que acompaño en proyectos, no dejo de sorprenderme del impacto que tiene en las áreas de Talento, en las organizaciones y en las personas.

La agilidad es un reto, porque muchas veces se piensa que es una metodología como Scrum o Kanban, pero es mucho más que eso: es pensar diferente, es romper esquemas, es soltar formas de trabajo tradicionales, pero, sobre todo, es ser flexible, adaptable y trabajar en colaboración. Es crear ambientes de seguridad psicológica en donde las personas puedan opinar, preguntar y equivocarse para crecer.



 

¡Sé parte del primer evento internacional de Agilidad para el Talento Humano de Pura Estrategia!

https://www.puraestrategia.com/evento-la-revoluci%C3%B3n-del-talento

 

Todo esto me ha llevado a la convicción de que las áreas de Talento Humano deben tener un rol de liderazgo en estos cambios porque tienen que ver con las personas, y las personas son las que al final del día impactan los procesos, productos y servicios, en decir, impactan el negocio.


Así fue como me di cuenta de que lo que mi cliente me pidió, tenía que ver con las personas y que lo que trabajara con ellos, iba a redundar en el negocio y en su impacto el mercado y su competitividad.

Me declaro enamorada de la gestión ágil y aunque se que no es una receta mágica, les aseguro que nos abre los ojos, nos ayuda a pensar diferente y a evolucionar.

¡Espero que así como me encontró a mi, muchos de ustedes la encuentren y la vivan!


Silvia Brenes | Socia Directora Pura Estrategia

silvia@puraestrategia.com



 

¿Quieres ser parte de La Revolución del Talento?





65 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo