top of page

¡Les presento a mi primer jefe! O más bien, mi primer líder…




Todos los que hemos trabajado en alguna empresa hemos tenido un jefe o hemos sido jefes de alguien. Si fuimos afortunados ese jefe fue un líder y si no… pues ya saben.

El punto es que creo que no siempre estamos conscientes del impacto que tiene nuestro primer jefe (o líder) en nuestra vida o el impacto que tenemos en otras personas cuando tenemos ese rol.


Tuve la suerte de que este señor que les presento fue mi primer líder hace más de 20 años y hemos seguido en contacto todo este tiempo a pesar de que él vive en Dinamarca.


Hasta hace un tiempo, él no era consciente del impacto que tuvo en mi vida y cuando un día se lo agradecí, se sorprendió mucho pues no esperaba que sus actuaciones hubieran calado tanto en mi persona.


¿Qué le agradecerían ustedes a su primer jefe (o líder)?

Bueno, yo les comparto lo que tanto le agradezco a Cees (así se llama, es holandés) :

- Cuando nadie me daba trabajo en Recursos Humanos, él fue la primera persona que me dio una oportunidad. En esa época yo era una abogada que había trabajado en Derecho y recién graduada de Recursos Humanos, con muchas ganas de dejar el Derecho y orientar mi carrera hacia los Recursos Humanos. Entonces, cuando digo que confió en mí, quiero decir que no vió solo mi formación, vió mi potencial, mis motivaciones y sobre todo mis deseos de aprender.

- Desde el día 1 me trató como si yo supiera. ¿Que significa esto? Nunca me trató, como aprendiz, siempre me trató como una profesional, dándome la oportunidad de expresar mis puntos de vista y escucharlos y valorarlos de acuerdo con las circunstancias.

- Me dio libertad para actuar. Quizá esta es una de las cosas que más valoro. Me dio la oportunidad de proponer, de experimentar en una empresa que tenía tiendas en todo el país, en un negocio de retail que yo estaba conociendo por primera vez y aun así él siempre estuvo anuente a nuevas ideas y escuchar a esa jovencita con su mente fresca.

- Me enseñó lo que es estar cerca de las personas. Cees ,que era un holandés viviendo en Costa Rica con toda su familia, como Gerente General de la empresa, no solo aprendió el español para poder comunicarse con todas las personas que trabajaban con él (y cuando digo todos, es todos! : administrativos, jefes de tiendas, vendedores , el jardinero, personal de limpieza etc), y no solo eso, se sabía los nombres de casi todos. Pero, además, su esposa también conocía y conversaba con todos de manera humilde y cercana. La cercanía y el calor humano que transmitían ambos, generaba un ambiente de confianza increíble.

- Y no confundan esa calidez con falta de exigencia, todo lo contrario. Cees me enseñó que puedes ser directo sin perder la empatía, pero además su nivel de exigencia era muy alto. Sus preguntas, su análisis, hacía que te prepararas cuando le presentabas algo, pero siempre sabiendo nunca te faltaría al respeto o te humillaría.

- Por último (para no aburrirlos), creó un equipo de trabajo muy unido, de mucha confianza mutua, que muchos años después cuando él ha venido a Costa Rica nos hemos reunido para saludarlo. Tal vez no estamos en contacto en nuestro día a día, pero sí recordamos esa época y a ese líder que nos mantuvo unidos por un buen tiempo.




Creo que nuestro primer jefe nos marca – para bien o para mal- y siempre tenemos la oportunidad de poner en práctica lo aprendido o desechar aquello que no queremos replicar, pero, sobre todo, creo que debemos estar conscientes del impacto que tiene este rol en otras personas. Las características que les describí no son de un jefe, son de un líder y que, hasta el día de hoy, recuerdo y sigo teniendo presentes como grandes enseñanzas.

Cuando trabajo con líderes, hay una pregunta que les hago: Si te fueras hoy de esta empresa, ¿qué crees que dirían de ti? Y en especial si eres el primer líder de un equipo, ¿cómo te gustaría que te recordaran?


Esta foto, es de este mes de octubre en Copenhagen, donde tuvimos la dicha de compartir con Cees una linda cena, en la cual no solo rememoramos tiempos pasados, sino que como siempre, compartió esa visión de vida, que nos dejó grandes lecciones y aprendizajes en las pocas horas que compartimos.


Y ahora te pregunto… ¿qué le agradecerías a tu primer jefe..(o líder?)



 

Escrito por Silvia Brenes, socia directora de Pura Estrategia

silvia@puraestrategia.com




63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.
bottom of page