top of page

Vive el cambio con actitud vikinga



 

Si te pido que imagines a un vikingo ¿Qué te viene a la mente?

Quizás en este momento estés pensando en tu personaje favorito de alguna serie o la imagen típica del hombre grande cubierto de pieles, barba y con el ceño fruncido, ¿Te lo has imaginado molesto o gritando?

Ahora permíteme de construir esa imagen, los vikingos desempeñaron un papel importante en el comercio, estableciendo rutas marítimas, intercambiando una variedad de bienes, estableciendo mercados, colonizando nuevas tierras y contribuyendo al desarrollo económico de Europa. Su actividad comercial fue una parte integral de su cultura y contribuyó significativamente a su influencia en la historia.

Este cambio de perspectiva nace de los hallazgos históricos de las últimas décadas, donde nos dejan evidencia de la cultura resiliente y diversa que era.

 

Pero entonces ¿Tiene algo que ver la cultura vikinga con el cambio?

Meses atrás nuestro equipo se enfrentó a uno desafío creativo, teníamos que diseñar un taller para más de 500 personas que hablara sobre la gestión del cambio, lo primero que pensamos fue ¨¿Qué se puede decir del cambio que no se haya dicho ya?¨ y ahí nos vimos retados a crear nuevos ángulos del tema, nuestro objetivo era dejar herramientas y aprendizajes que desafiaran los paradigmas de los participantes, ¿De qué sirve dar un taller sin romper algunas creencias, cierto?

 

¡Y ahí fue donde los vikingos vinieron a nuestro rescate!

 

Cuando hablamos de ¨adaptación al cambio¨ podemos enumerar una lista de elementos claves para que esto suceda, para resumirla podemos decir que adaptarse al cambio requiere flexibilidad mental, resiliencia, capacidad de aprendizaje, agilidad, colaboración, metas claras y estar dispuestos a hacer cosas nuevas (o como dicen pensar fuera de la caja).

 

Descubrimos que si ¨nos enfrentamos¨ a los cambios con una actitud vikinga desarrollarémos una mentalidad diferente al transitar por ellos. Por eso nuestra solución fue crear un taller donde los vikingos fueran los protagonistas, y como ya es característico nuestro, lo hicimos de manera creativa, diseñamos un juego de mesa, donde los participantes vivieron en equipo una expedición vikinga y al finalizar cada equipo ganaba tres botines:

 

 



1.     Resiliencia

Los vikingos enfrentaron numerosos obstáculos y contratiempos en sus expediciones, pero siempre se levantaron y siguieron adelante. Cultivar una mentalidad de resiliencia y resistencia puede impulsarte a superar los contratiempos y desafíos que inevitablemente surgen durante los períodos de cambio.

 




2.     Colaboración

Los vikingos también eran capaces de trabajar juntos en equipo en diferentes contextos. Fomentar una cultura de trabajo en equipo y colaboración puede ayudar a las personas a enfrentar los desafíos del cambio de manera más efectiva, aprovechando las fortalezas individuales y fortaleciendo la inteligencia colectiva.


 



3.     Desafiar lo conocido (Retar status quo)

Los vikingos eran exploradores intrépidos que se aventuraban en lo desconocido en busca de nuevas tierras y oportunidades. Adoptar un espíritu de exploración y descubrimiento puede abrir nuevas posibilidades y horizontes durante los tiempos de cambio, permitiendo a las personas encontrar nuevas formas de crecimiento y desarrollo.

 

 

¿Crees que estos tres botines serían útiles para vivir tus cambios?

 

Adoptar una actitud vikinga al enfrentar los cambios puede impulsarte para cultivar la determinación, la flexibilidad, la resiliencia y el espíritu de colaboración.  Los equipos pueden enfrentar los desafíos con confianza y determinación, encontrando nuevas oportunidades y crecimiento en el proceso.

 

Y con este enfoque logramos crear una experiencia para más de 15 talleres y 500 personas sobre ¨Gestión del cambio con actitud vikinga¨, donde vimos como los participantes por medio del juego comprendían estos conceptos, además se llevaron herramientas para cambiar creencias en su cotidianidad, porque al final ¿De qué sirve saber algo sino creamos acciones alineadas?

 

El cambio es algo que tenemos seguro en nuestra vida, quizás no podemos elegir las cosas que suceden, pero si la actitud y la mentalidad con las que vamos a vivir esa expedición.

¡Vive el cambio con actitud vikinga!




 

Por Andrea Espinoza, consultora para Pura Estrategia

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Комментарии


bottom of page