top of page

¡No empieces estableciendo objetivos! 6 pasos de cómo hacerlo

Actualizado: 19 ene




¿De verdad quieres nuevos objetivos para el 2024?

 

Yo sé que es importante tener objetivos, eso no lo discuto.

Y también sé que muchas personas el 1º de enero quieren tener su lista de objetivos o resoluciones y proyectos para el nuevo año. Si lo tienen clarísimo me parece muy bien. Lo que no estoy tan segura es si es algo que se tiene tan claro en los primeros días del año y sí solo debemos pensar en lo que queremos lograr, o también debemos ver para atrás primero para luego ver hacia adelante.

 

¿Y por qué hago esta reflexión? Bueno porque por muchos años, yo era de las que ojalá en la primera semana de enero quería tener mi lista de objetivos para el año y con el tiempo he ido cambiando (¿será la edad?) y la verdad es que ahora me tomo mi tiempo para pensar mejor lo que quiero , -lo que realmente quiero- me mueve y me motiva.

 

Les comparto mis reflexiones y una pequeña guía para que la consideren, aplica tanto a nivel personal como profesional.

 

1.    Lo primero es, tomate tu tiempo. 

Cada vez más, hay más presión para los resultados o un enfoque en qué se debe estar haciendo algo, de lo contrario no somos productivos. Los resultados y la productividad no se tratan de tener una lista de cosas por hacer y hacer un check para sentir avance. Se trata de encontrar un significado en lo que haces y que realmente sea una motivación y no una obligación hacerlo. No estoy diciendo que te esperes a julio para pensar lo que quieres, pero,  ¿quién dice que hay una fecha establecida? Y esto me lleva al siguiente punto.


2.    Lo segundo, mira hacia atrás primero.

Muchas empresas hacen sus planes del año, en febrero o marzo, una vez que han cerrado el año anterior y tienen información que les sirva para tomar decisiones para el próximo año. A nivel personal, pienso que aplica lo mismo, es decir, antes de lanzarnos a diseñar nuevos objetivos, ¿por qué no hacemos una retrospectiva personal de lo que hicimos y que esto nos ayude a definir lo que queremos y hacia dónde dirigirnos?

Entonces, te propongo la siguiente guía para tus planes del año.

 

Empieza por tomarte tu tiempo y no hacerlo a la ligera, tampoco tienes que terminarlo todo de una vez. Es importante que el ritmo nos produzca paz y no estrés.

Mi recomendación es  que la completes en el orden de la numeración para que tu reflexión te lleve a lo que quieres lograr.

 

1.    ¿Qué me llenó de orgullo en el 2023? Aquí escribe aquellas cosas que lograste y te generaron satisfacción. Siempre es importante celebrar, especialmente si fue algo que te requirió mucho esfuerzo y dedicación. Haz una lista de todo aquello de lo que te enorgulleces, sin pena.


2.    ¿Qué me hizo feliz? Piensa en los momentos, las personas las actividades que te llenaron y que trajeron alegría a tu vida y anótalo.


3.    ¿De cuáles errores aprendí más?  Siempre cometemos errores y está bien, aunque no todos los errores son iguales. Lo que debemos pensar antes de continuar es qué aprendimos de ellos y para qué nos sirvieron. No tengas pena, nadie te está juzgando, esta lista es para vos y entre más honestidad pongas en el ejercicio, seguramente más aprendizajes tendrás.


4.    ¿Qué quiero mantener en el 2024? Esto es importante, porque no todo tiene que ser diferente o nuevo. Puede ser que haya cosas que quieras mantener o seguir haciendo o llevarlas a otro nivel. Es tu decisión.


5.    ¿Qué quiero dejar ir? Si pensaste en lo que te hizo feliz y en tus aprendizajes, es muy probable que te des cuenta también de lo que no quieres. Es tan importante saber lo que se quiere, cómo lo que no se quiere.


6.    Por último, entonces escribes tus metas para el año. Cuando lo haces así, ya eres más consciente de lo que quieres, pero, además, te ayudará a tener más enfoque. Recuerda que muchas veces menos, es más. No te llenes de cosas solo porque sí, recuerda que deben tener: significado y bridarte motivación.


Otra cosa importante, pega tu diseño donde lo puedas ver todos los días, pero además tómate tu tiempo para revisarlo cada 3 meses, puede ser que algunas cosas cambien y está bien, nada está escrito en piedra.


Por último avanza en pequeños pasos, piensa en los hitos que quieres ir logrando para llegar a cada objetivo.

¡Recuerda que lo importante es el progreso y no la perfección!

¡Muchos éxitos!!

 


 

Escrito por Silvia Brenes, socia directora de Pura Estrategia.


 

 

 

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page